Contenedores en el Puerto de Barcelona

La situación de Hanjin Shipping podría conllevar sobrecostes para terminales y clientes del puerto de Barcelona.

Las terminales del puerto de contenedores del puerto de Barcelona han puesto en marcha un procedimiento para la entrega de los contenedores de la naviera Hanjin Shipping que, en algunos casos, conllevará el pago directo a la terminal por parte del importador de los costes de los servicios prestados por ésta, según informan desde Froet.

Ante esta situación y «con el objetivo de evitar posibles efectos adversos añadidos para los clientes del puerto», desde la instalación han comunicado a las terminales BEST y APM Terminals que, en el caso de que éstas pasen a facturar directamente a los clientes de Hanjin Shipping, los servicios que se prestan en la terminal no pueden tener un importe superior a las tarifas máximas para la manipulación de contenedores aprobadas por la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB).

De la misma forma, si se prestasen otros servicios al contenedor, como pueden ser el traslado del mismo para inspección de aduanas, la conexión de contenedor ‘reefer’, el almacenaje o ISPS, estos deberán facturarse por parte de las terminales de acuerdo con las tarifas máximas autorizadas.

El puerto de Barcelona estima que la situación de la naviera surcoreana puede causar a las terminales unos costes administrativos no contemplados en el momento en que se aprobaron las tarifas máximas, y entienden que éstas, a su propio riesgo, podrían repercutir hasta un máximo de 25 euros por contenedor como consecuencia de dichos costes indirectos.

Por otro lado, desde la instalación portuaria han trasladado a Hanjin Spain que, en el supuesto que la terminal, coordinadamente con la citada sociedad, proceda a cobrar directamente por los servicios prestados, emita la orden de entrega del contenedor sin los cargos de manipulación correspondientes; evitando bajo cualquier circunstancia el doble pago por parte de los clientes.