fluctuación precio gasoleo A en España en la semana 36 de 2013

La conflictividad en Siria y la posible intervención de Estados Unidos y otros países europeos puede pasar factura a los consumidores de combustible europeos y españoles.  El conflicto ha impactado de forma directa en el precio del crudo que ha subido en las últimas semanas en todas las gasolineras españolas. De esta forma, según detalla el Boletín Petrolero de la Unión Europea, el precio medio de la gasolina ha experimentado un aumento del 0,55%, frente al incremento del 0,73% que ha sufrido el gasóleo.

Estas subidas dan al traste con la tendencia de las cuatro últimas semanas en las que los precios de las gasolinas estaban bajando. Así,  el litro de la gasolina ha alcanzado de media los 1,456 euros, mientras que el litro de gasóleo se sitúa en los 1,37 euros, llegando en muchos caos a superar estos precios. Mientras tanto, este pasado martes, el precio del barril de petróleo Brent ha llegado a los 114,42 dólares. El precio del petróleo en estos primeros ocho meses de 2013 se ha encarecido un 1,68%.

Por ello no es extraño pensar que si el conflicto en Siria se prolonga en el tiempo y el precio del crudo escala posiciones, es posible que en las próximas semanas el precio de los carburantes pueda alcanzar máximos históricos, situándose nuevamente en los niveles del mes de agosto del año pasado, en los que se llegó hasta los los 1,518 euros el litro de gasolina y el de gasóleo se situó en los 1,522 euros.

Una situación que volvería a poner a los transportistas profesionales al borde del precipicio si la parálisis de la actividad se prolonga y no hay un repunte significativo durante el segundo semestre del año.

Según analistas, el barril de Brent, de referencia en Europa, podría alcanzar los 150 dólares si Occidente inicia ataques aéreos contra Siria, tal como está pensando Estados Unidos. Es evidente que cualquier conflicto internacional en esta zona produce un efecto rápido en el crudo y, consiguientemente, en su refinado, afectando de forma directa a los precios de  los carburantes.

De todas formas, según un informe de Deutsche Bank se contempla que la posible escalada de precios del petróleo quede parcialmente contenida por el aumento de la producción en países como Arabia Saudí o Nigeria. Además el banco alemán recuerda que, en las anteriores ocasiones en las que se ha efectuado un ataque aéreo estadounidense sobre Siria desde el final de la Guerra Fría, la tendencia ha sido de fuertes caídas en las bolsas y posteriores recuperaciones en el plazo de un mes.

Objetivo, forzar la competencia entre las petroleras

Con este panorama, es complicado que pueda llevarse a cabo el objetivo del Gobierno de forzar una mayor competencia entre las petroleras para lograr una reducción de los carburantes. Así, el ministerio de Industria ha puesto en marcha un conjunto de medidas contra los principales operadores porque los márgenes en las estaciones de servicio son más elevados en España que en la media de países de la Unión Europea.

Hay que tener en cuenta que el consumo de carburantes ha descendido en España en torno a un 20%, lo que ha obligado a las compañías petroleras a ajustar sus márgenes para mantener sus beneficios. Además, el menor consumo también ha tenido su incidencia negativa en la recaudación para el Estado a través de los impuestos ya que la fiscalidad de los carburantes asciende a casi la mitad del precio de estos productos.