La Comunidad de Madrid estudia recurrir por vía judicial las medidas establecidas por el Ayuntamiento.

Los comerciantes exigen tener las mismas invitaciones que los residentes.

El volumen de negocio de las empresas del distrito centro ha caído un 14,8% durante las Navidades, según una encuesta realizada por la Plataforma de Afectados por Madrid Central con motivo de la puesta en marcha de esta medida anticontaminación del Ayuntamiento de la capital.

El 88% de las pymes cree que las compras se están viendo afectadas por la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones y aunque son conscientes de que el efecto del Black Friday también afecta a las compras navideñas, no quieren que Madrid Central sea «la gota que colme el vaso«.

En este sentido, casi un 85% asegura que está afectando mucho o bastante a su negocio, un porcentaje que aumentaría si se tienen en cuenta las futuras multas, pues de momento solamente han empezado a enviarse avisos.

Los afectados creen que los problemas de acceso y los plazos para la renovación de flota son los principales aspectos a mejorar de la nueva normativa, por lo que desde la Plataforma insisten en que los comerciantes deben disponer al menos de las mismas invitaciones que los residentes y exigen un calendario más flexible para la introducción de vehículos menos contaminantes.

También piden que se habiliten dársenas para recoger y dejar a viajeros, así como zonas de carga y descarga para las necesidades especiales de las pymes. Su objetivo es cerrar un acuerdo con el Ayuntamiento lo antes posible, después de que las negociaciones se vieran interrumpidas por las vacaciones.