La Asociación de Agentes Consignatarios de Buques de Barcelona ha celebrado a mediados de julio su Junta General, a la que han asistido representantes de numerosas empresas asociadas.

Tras rendir homenaje al ex-presidente de la Asociación, Ángel Montesinos, que falleció en febrero, se han aprobado las cuentas anuales, incluyendo la liquidación del presupuesto de gastos e ingresos del ejercicio 2019, así como los presupuestos de 2020.

En este sentido, aunque goza de una buena situación financiera, en el último trimestre, ha registrado una disminución de sus ingresos por cuotas, que se explica por la reducción de las escalas de buques en Barcelona como consecuencia del impacto de la pandemia en el tráfico marítimo mundial.

El presidente, Jordi Trius, ha dado a conocer las actividades realizadas, empezando por las de las diferentes comisiones y grupos de trabajo, e incidiendo en los asuntos que más han preocupado al colectivo. También ha destacado su actividad en el área de formación, pues ya se han completado seis ediciones del módulo de línea regular contenerizada.

El próximo 26 de septiembre se iniciará la séptima, totalmente en inglés, con contenidos totalmente renovados y dirigida a un público internacional. Además, se está trabajando en un módulo sobre la agencia de buques tramo y otro sobre el transporte marítimo de carga rodada, que se lanzarán en 2021.

En lo que se refiere al periodo del estado de alarma, Trius ha repasado algunas de las acciones más relevantes que se han llevado a cabo, si bien las relacionadas con la situación de los cruceros o de las tripulaciones a bordo se han canalizado a través de Asecob.

Conviene apuntar que el 17 de septiembre se celebrarán las elecciones para la renovación de la Junta Directiva. El plazo para la presentación de las candidaturas finaliza el 4 de septiembre.