En las últimas dos semanas, la nueva ola de contagios por Covid-19 ha reducido drásticamente las opciones de las que disponen los armadores para el reciclaje de sus buques.

Hasta el 5 de mayo, India acumulaba más de 21 millones de contagiados y 230.000 fallecidos, habiendo recibido la pauta completa de vacunación únicamente el 2,2% de la población.

Según los datos de ‘Seatrade-Maritime’ recogidos por Anave, los suministros de oxígeno, incluidos los que se utilizan en las instalaciones de reciclaje, se han desviado a los hospitales, por lo que el mercado allí prácticamente permanece cerrado.

Por su parte, los crecientes índices de contagios en Bangladesh y Pakistán están dificultando también la actividad en estas zonas, mientras en Turquía, el Gobierno ha ordenado el cierre completo de la actividad hasta el 17 de mayo.

Además, según el comprador de buques para reciclaje GMS, a esta difícil situación se añade que las tripulaciones proceden en su mayoría de dichos países, donde cada vez está más limitada la movilidad.

En lo que respecta a los precios de este servicio, por el momento se mantienen, situándose a la cabeza las instalaciones de Bangladesh, con un precio de unos 500 dólares/LDT para graneleros, 510 para petroleros y 520 para portacontenedores.