El puerto de Barcelona ha movido entre enero y noviembre de 2021 un total 60,9 millones de toneladas, cifra que supone un incremento del 13,9% con respecto al mismo período de 2020.

Dentro de esta buena evolución, el tráfico total de contenedores de la dársena barcelonesa suma en los once primeros meses del ejercicio un total de 3,2 millones de TEUs, una cifra que supone un incremento del 21,6% comparado con los contenedores manipulados en el mismo periodo de 2020.

Con más detalle, destaca el buen comportamiento que están teniendo los contenedores llenos, tanto de importación como de exportación, que aumentan un 16,4% y un 11,8%, respectivamente. Así mismo, los trasbordos también han crecido un 33,3%.

Por otra parte, durante los once primeros meses del año, el enclave portuario catalán ha registrado más de cuatro millones de toneladas de graneles sólidos, un 10,9% más que hace un año, gracias, sobre todo a los incrementos que se han producido en los tráficos de sal común y de potasas.

Por otra parte, el recinto también ha movido en el período 11,4 millones de toneladas de graneles líquidos, un 2% menos que hace un año, debido al comportamiento del gas natural y la gasolina.

Así mismo, el tráfico de vehículos del puerto de Barcelona se va recuperando lentamente y crece un 7,8% hasta noviembre, para sumar un total de 456.888 automóviles.

Además, las UTIs cargadas en servicios de short sea shipping han crecido un 14,7% anual entre los meses de enero y noviembre.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px