Los controladores aéreos francesas inician una huelga de cinco días.

Los controladores aéreos francesas inician una huelga de cinco días.

Los sindicatos de controladores aéreos franceses UNSA-ICNA han convocado una huelga para este lunes, que durará hasta el próximo viernes 10 de marzo.

Provocará la supresión de vuelos en buena parte de los grandes aeropuertos del país vecino, incluidos los de París Las regiones aéreas de Brest, Burdeos y Marsella son las afectadas, y tendrán impacto en aviones con procedencia de o destino a aeropuertos españoles.

La Dirección General de la Aviación Civil ha pedido a las compañías aéreas que reduzcan sus programas de los vuelos regulados por los tres centros de control afectados por el paro, los de Brest, Burdeos y Aix en Provence.

Por este motivo, la aerolínea Vueling ha cancelado 24 vuelos previstos para este lunes. Los vuelos cancelados tienen origen o destino en aeropuertos de Barcelona, Valencia, París, Lisboa, Burdeos, Nantes, Roma, Londres, Ámsterdam, Copenhague, Milán y Praga entre las 7.00 y las 23.30 horas de este lunes.

Según la DGAC se verán afectadas en especial las líneas con España, Portugal, Italia y los países del Magreb, donde se concentrarán las anulaciones, aunque por el momento, no es posible determinar el porcentaje de cancelaciones en cada aeropuerto.

Dependiendo de los días, se estima que se suspenderán entre el 25% y el 33% de las conexiones que se dirigen al sur y al oeste.

La huelga también incidirá en algunos vuelos que sobrevuelen el espacio aéreo francés, aunque en ese caso no se esperan cancelaciones, sino retrasos.