El corredor entre Madrid y Valencia, con un total de seis empresas ferroviarias activas, es el más competitivo de los corredores ferroviarios españoles, llegando a mover 5.806 trenes a lo largo de 2015.

Así lo demuestra el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), según el cual la línea de mercancías entre la capital y Vizcaya ocuparía el segundo puesto, con cinco operadores y 4.948 trenes. Por su parte, la que transporta mercancía entre Madrid y Barcelona, ha alcanzado la tercera posición, con dos empresas y 4.791 trenes a lo largo del ejercicio.

En el año 2015, el transporte ferroviario de mercancías se ha incrementado un 5% en términos de toneladas netas y un 5,2% en tn/km. Esta evolución ha estado marcada por la actividad de Renfe Mercancías y también por la de sus competidores, que han registrado crecimientos por encima del 25% tanto en toneladas netas como en tn/km. 

Sin embargo, los importantes cuellos de botella presentes en el mercado, además de otros factores, han impedido que estas empresas continúen con esta tendencia en 2016, ya que han ralentizado su crecimiento en el primer semestre del año, con una disminución del 9,5% en tn, el 5,5% en tn/km y el 7% en tren/km respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. 

De acuerdo con los datos disponibles en el primer semestre de 2016, Renfe Mercancías ha continuado con la estrategia de abandono de tráficos y descenso de su actividad, mientras que los operadores alternativos mostraron un aumento de la misma, pero bastante menor que el de años anteriores.

Conviene destacar que el mercado de transporte de mercancías representa aún una parte reducida del sector ferroviario en España, con un 12% del total de su facturación en 2015, lo que supone 304 millones de euros, un 2,5% menos que en 2014.

En el caso de Renfe, ha registrado una facturación de 233 millones de euros, un 6,1% menos que en el ejercicio anterior, frente al aumento de los ingresos de sus competidoras,  que han obtenido 70,6 millones, un 10% más que en 2014.

principales-corredores-ferroviarios-de-españa

Fuente: CNMC

La cuota de transporte de mercancías por ferrocarril en España sigue bajo mínimos

Por otro lado, la cuota modal del transporte ferroviario de mercancías respecto al total de los medios terrestres, que incluyen la carretera y el ferrocarril, se ha situado en el 2,2% en toneladas netas y un 5% en tn/km. Por tanto, la carretera sigue siendo el medio preferido para el transporte de mercancías. 

En comparación con el resto de países europeos, el ferrocarril sigue siendo minoritario en España, con apenas un 5% de cuota en lo que respecta al transporte de mercancías, lo que sitúa al país en la parte más baja de los países de la Unión Europea.

La CNMC señala varios factores para explicar este hecho, como la situación geográfica de España o la inexistencia de la modalidad de transporte de vagón disperso, que en otros países europeos contribuyen a incrementar el tráfico de mercancías.

También existen otros aspectos relativos a la gestión, los cuellos de botella en las terminales e infraestructuras, y los accesos a los puertos. Asimismo, para que se produjera un incremento de este tipo de transporte, sería necesario consolidar la competencia en el mercado, eliminando obstáculos que puedan limitar la expansión de los operadores alternativos.

Además, recuerda que las infraestructuras ferroviarias en España todavía presentan importantes limitaciones para cumplir con las exigencias de la regulación comunitaria en relación con las redes transeuropeas (TEN-T).