Rafael Catalá, secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda

Rafael Catalá, secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Viviendas

El secretario de Estado español de Infraestructuras, Transporte y Viviendas, Rafael Catalá, ha destacado el «desafío» que supone para España el desarrollo del corredor Mediterráneo y del corredor Atlántico a partir del próximo año, en el que comenzarán a financiarse los «proyectos prioritarios«.

«Abrimos una nueva etapa» en la puesta en marcha de la Red Transeuropea de Transportes (TEN-T), afirmó Catalá, dado que en enero comienza el periodo de financiación a medio plazo (2014-2020) de las infraestructuras consideradas como prioritarias para la Unión Europea.

«El desarrollo de nuestros dos corredores es nuestro principal desafío«, dijo el secretario de Estado español, quien destacó también la importancia de las autopistas del mar y el respaldo a los puertos españoles.

Catalá recalcó el «trabajo fundamental» que se está llevando a cabo en el corredor Mediterráneo en su recorrido por España, al que se han presupuestado «más de mil millones de euros«, un enfoque prioritario que también se aplica al corredor Atlántico.

El secretario de Estado firmó ayer con los representantes de Francia y Portugal una declaración de apoyo al desarrollo de sus corredores de transporte, durante las jornadas dedicadas a la TEN-T que se celebraban en la capital de Estonia. En el acto también estuvo presente el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) responsable de Transportes, Siim Kallas.

Preguntado por la decisión de Francia de retrasar la instalación de la alta velocidad en los tramos ferroviarios que enlazan con la frontera española, Catalá afirmó que el Gobierno español «permanentemente plantea» a París la «importancia» de los corredores.

«Nosotros llegamos con alta velocidad, pero no podemos decir nada sobre la velocidad en los tramos franceses«, aseguró Catalá, quien subrayó la «magnífica relación» que mantienen España y Francia.

Catalá indicó que el hecho de que la velocidad de los tramos franceses «sea alta o convencional son estándares de calidad de servicio que son responsabilidad y competencia francesa«.

Conectando Europa

Durante las jornadas TEN-T, los responsables nacionales y europeos han podido «hacer balance de todo el trabajo» que se ha hecho en los últimos años para desarrollar las conexiones entre los países europeos.

Catalá afirmó que España se encuentra «satisfecha con el balance final» ya que, aunque no ha logrado el reconocimiento de todas las infraestructuras como elegibles para ser cofinanciación europea, sí ha habido un «apoyo unánime a la mayor parte de las peticiones«.

El secretario de Estado recordó que al haber obtenido el reconocimiento de varias infraestructuras como proyectos prioritarios, España podrá beneficiarse de cofinanciación comunitaria a través del instrumento «Conectado Europa», que está dotado con unos 26.000 millones de euros para el periodo 2014-2020.

Por otra parte, Catalá recalcó la importancia del proyecto Rail Báltica, dado que supone una oportunidad para las empresas españolas de participar en su desarrollo y «trasladar la experiencia de España en la alta velocidad«.