Después del parón en el segmento turístico motivado por la crisis sanitaria, el puerto de Santa Cruz de Tenerife ha recibido esta semana la primera escala de un crucero con pasajeros de la temporada 2020-2021.

Se trata del Mein Schiff 2, de TUI Cruises, que ha llegado a la isla procedente del puerto de Arrecife, cumpliendo todos los protocolos sanitarios y de prevención impuestos para la prevención del Covid-19.

La nave, con un importante refuerzo sanitario a bordo, realizará 18 escalas de siete días hasta el 12 de marzo de 2021, exclusivamente entre los puertos canarios de Las Palmas, Arrecife, Puerto del Rosario, Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián de La Gomera y Santa Cruz de La Palma.

El día 11 ha llegado al puerto de San Sebastián de La Gomera y el 18 hará lo propio en Santa Cruz de La Palma. Estas rutas por Canarias suponen un ensayo general para la reactivación del turismo de cruceros, una iniciativa que Puertos del Estado quiere ampliar a otros puertos españoles del Mediterráneo.

La capacidad del buque, inicialmente de 2.894 pasajeros, se ha reducido a un máximo de 1.736 pasajeros, lo que supone un 60% de su capacidad, con un total de 710 tripulantes. No obstante, en esta primera travesía su pasaje es de 896 turistas.

Simulacros y protocolos

Por otro lado, el puerto de Tenerife realizará el día 17 un simulacro de activación del Control Sanitario Secundario en este crucero para constatar su preparación para recibir buques de cualquier procedencia con garantías. Para ello, se realizarán controles sanitarios a pie de escala a diferentes perfiles de usuarios, en colaboraciòn con la naviera y Sanidad Exterior.

Además, la Autoridad Portuaria cuenta con un protocolo de gestión de riesgos frente al Covid-19, que se aplica también a las terminales de cruceros, certificado por Aenor, que incluye más de 70 medidas de prevención y minimización del riesgo y han supuesto una inversión superior al medio millón de euros.