El Grupo IAG, resultante de la fusión de Iberia y de British Airlines, ha presentado los resultados correspondientes a la evolución del negocio hasta el mes de diciembre.

En lo referente a Iberia, queda patente la evolución negativa del negocio, en un entorno económico como el actual, de desaceleración continuada. Sin embargo, sus cifras son mejores en lo que a demanda y oferta se refiere en comparación con noviembre. Así la demanda, medida en pasajeros/kilómetro, en el mes de diciembre cae un 1,8%, que va acompañada por una reducción en la oferta de casi un 2%, mientras que en noviembre sufrieron un descenso del 4,3 y 4,5% respectivamente.

En diciembre la carga transportada cae un 10%, en toneladas/kilómetro transportadas. En el acumulado del año la renta, todavía, es positiva con un 3,7% más respecto al 2010.

IAG Evolución operativa hasta diciembre 2011

Frente al descenso de las cifras de Iberia, British presenta en diciembre unas importantes subidas. En lo que se refiere a la demanda medida en pasajeros/kilómetros, se aprecia un incremento del 19,1%, pasando en 2.010 de 8.084 a 9.630 en 2011, acompañado por un aumento en la oferta de casi un 18%. Las toneladas de carga por kilómetro transportadas aumentan un 16,8% respecto a 2.010. En lo que se refiere al acumulado, las cifras de British también son positivas con ascensos del 10,6% en la demanda, del 9,8% en la oferta y de 4,4% en la carga transportada.

Evolución en un mercado sin cambios

En el mes de diciembre de 2011, la demanda del Grupo medida en pasajeros-kilómetro transportados se incrementó un 12,2%. El volumen de oferta, medido en número de asientos-kilómetro ofertados se elevó un 11,5%.

Las condiciones subyacentes de mercado permanecen sin cambios, aunque se ha producido una reducción significativa en el segmento de negocios de corto de radio de Iberia en comparación con el mismo periodo del año anterior, influenciado por las huelgas ocurridas durante el mes y por el débil entorno económico.

El 22 de diciembre, IAG y Lufthansa alcanzaron un acuerdo vinculante para la adquisición de bmi por parte de IAG. El coste de la operación, cuyo pago se materializará íntegramente en efectivo, es de 172,5 millones de libras esterlinas, aunque el precio final está sujeto a reducciones significativas. La operación está sujeta a las aprobaciones regulatorias de las autoridades de competencia.

El incremento del impuesto denominado Air Passenger Duty en el Reino Unido ha llevado a British Airways a reducir sus planes de contratación en 2012. Esto implica que creará 400 empleos adicionales en lugar de los 800 inicialmente previstos. La aerolínea también pospondrá sus planes de operar un Boeing 747 adicional en la temporada de verano de 2012 y revisará la utilización de otros dos aviones de este tipo.

Por su parte, Iberia ha iniciado el proceso de selección de los pilotos para su filial Iberia Express, registrándose hasta el momento más de 1.600 solicitudes.