abalos-fomento

José Luis Ábalos, durante su intervención pública esta semana.

José Luis Ábalos ha afirmado esta semana en un acto público en Madrid que «las infraestructuras, el transporte y la vivienda requieren también un cambio que responda al nuevo tiempo» y para adaptar las políticas de Fomento a esta evolución, el ministro ha puesto algunos deberes a su Departamento y se ha comprometido a tenerlos finalizados antes del fin de 2018.

Así pues, a juicio del ministro de Fomento, «el derecho a la movilidad debe ser considerado como un derecho básico en un país moderno» y, en este sentido, y para analizar el estado de la infraestructuras españolas, Ábalos tiene previsto elaborar un informe exhaustivo sobre la Seguridad de los Transportes y las Infraestructuras en España, con la intención de presentarlo al Consejo de Ministros antes de fin de año.

De este modo, además de las actuaciones puntuales acometidas desde su toma de posesión, Ábalos defiende que se llegue a un acuerdo para «un modelo territorialmente equilibrado que garantice la suficiencia de recursos», así como su uso eficiente.

Por otra parte, el ministro de Fomento también se ha comprometido a llevar al Consejo de Ministros antes de que termine diciembre la Agenda Urbana española, un documento estratégico basado en la Agenda 2030 de Naciones Unidas que prestará una especial atención a la movilidad en las ciudades del país y que, aunque parece más centrado en el transporte de pasajeros, seguramente también hará alguna aportación que está por ver en relación con la distribución urbana de mercancías.