Puerto de Rotterdam

El tráfico de contenedores ha aumentado un 1,0% hasta septiembre

El tráfico de mercancías en el puerto de Rotterdam se ha incrementado un 5,4% en los primeros nueve meses, gracias, sobre todo, al petróleo, que representa cerca de la mitad del tráfico total.

En concreto, el rendimiento del crudo ha aumentado en un 8,5%. La razón principal es el bajo precio del petróleo, lo que garantiza buenos márgenes ya que supone una mejora en la producción de crudo de las refinerías. Esto no sólo se aplica a las cinco refinerías en Rotterdam y a las cinco en Alemania, Amberes y Vlissingen, que se suministran desde Rotterdam, sino también a las de Rusia.

Especialmente estas últimas producen una cantidad relativamente grande de fuel-oil que se envía al Extremo Oriente a través de Rotterdam. Por esta razón, de hecho, la manipulación de productos derivados del petróleo se ha incrementado un 22,1%, mientras que el rendimiento del GNL se ha casi duplicado.

Debido a la reducción de los precios del gas en Asia, situándose a niveles de Europa, la oferta es cada vez mayor. En términos absolutos, el volumen del tráfico del GNL, sin embargo, aún es limitada. Otros graneles líquidos han descendido en un 1,2%, aunque, sin embargo, en general los graneles líquidos han aumentado un 12,5%.

Tráfico de graneles secos

Los graneles secos muestran una ligera tendencia a la baja en todos los ámbitos. Los productos agroalimentarios han descendido un 11,7%, ya que las cosechas en Europa han sido buenas este año y se ha necesitado importar menos.

El rendimiento del carbón se ha mantenido en el mismo nivel, mientras que el de los minerales y la chatarra ha caído un 2%. La razón es que la producción de acero de Alemania en realidad no ha aumentado, como tampoco las importaciones de acero desde China a través de los puertos del sur de Europa. En total, se ha manipulado un 3,1% menos de graneles secos.

Contenedores y carga fraccionada

Medido en TEUs, el tráfico de contenedores en los primeros nueve meses ha sido de un 1,0% más que el año pasado. En toneladas, el volumen era prácticamente el mismo (+0,2%). Esto se debe a la caída en las exportaciones chinas, al debilitamiento de la economía rusa y de los mercados emergentes como Brasil.

Por otra parte, las nuevas terminales de Maasvlakte 2 aún no están operando a una velocidad suficiente para manejar grandes volúmenes, mientras que las terminales de contenedores en Maasvlakte 1 tienen ya una alta tasa de ocupación. En consecuencia, se está limitando el crecimiento de este tráfico.

Dentro del sector de los contenedores, es principalmente el ‘short sea shipping’ con las islas británicas el que más ha aumentado gracias a la fortaleza de la economía británica. Esto, combinado con las huelgas de las compañías de ferry en Calais y los problemas con el túnel de la Mancha, son las razones por las que el tráfico a través del Mar del Norte se ha incrementado en un 11,4%.

Mientras, la carga fraccionada ha caído un 7,6% y los tráficos combinados de ‘break bull’ y ro-ro se han incrementado, en cambio, un 6,9%.