transporte por carretera en La Rioja

Nuevas bonificaciones en la AP-68 a su paso por La Rioja.

El consejero de Obras Públicas de La Rioja, Antonio Burgos, se ha reunido este martes 22 de julio con los transportistas de la comunidad autónoma para explicarles las ventajas de la nueva bonificación en la autopista AP-68 a su paso por La Rioja, que entró en vigor el pasado día 15 de julio. 

A la reunión han asistido los responsables de la Asociación de Transportistas Discrecionales de La Rioja (Atradis) y la Confederación Española de Transporte de Mercancías de La Rioja (CETM),

El descuento aplicado en la AP-68 alcanza el 50% en las tarifas para todos los vehículos en el tramo entre Alfaro y Haro, que se suma a las otras dos medidas de gratuidad vigentes en la actualidad, que son el tramo entre Agoncillo y Cenicero y los recorridos ida y vuelta en el plazo de 24 horas.

Si el recorrido incluye total o parcialmente las estaciones de Cenicero, Navarrete, Logroño o Agoncillo se mantiene automáticamente la gratuidad vigente para esos tramos, sin necesidad de entrar y salir en esos peajes, y en el resto del recorrido se aplica el descuento del 50%.

El nuevo descuento tiene un coste anual estimado de un millón de euros, que subvenciona el Ministerio de Fomento, y la bonificación se aplicará a aquellos vehículos que empleen el dispositivo de pago Vía-T, independientemente de sus características.

El mayor beneficiario es el transporte

Los camiones y autobuses consiguen un mayor descuento con relación al precio que pagaban hasta la fecha. Un vehículo pesado de clase 1 pasará de pagar 7,25 euros a 5,17 por el recorrido entre Logroño y Haro; y de 19,6 a 12,6 entre Alfaro y Haro; mientras que un vehículo pesado de clase 2 deberá abonar 5,95 euros frente a los 8,35 de antes y 14,32 frente a los 22,65, respectivamente.

Según los datos manejados por el gobierno de La Rioja, desde la implantación de las primeras medidas de gratuidad en el tramo de la AP-68 en 1999, más de 17 millones de tránsitos se han beneficiado de ellas, lo que ha permitido que los riojanos hayan ahorrado 47,8 millones de euros en desplazamientos.