El sindicato Coordinadora ha estado presente en la reunión del Grupo de Trabajo de IDC Europa, que ha tenido lugar este lunes 24 de noviembre, a la que también han acudido afiliados de Francia, Suecia, Bélgica, Portugal, Dinamarca y Reino Unido, además de Grecia, país anfitrión, ya que el encuentro se ha celebrado en el puerto del Pireo, Atenas.

Durante la jornada de trabajo se ha analizado de manera pormenorizada el cuestionamiento de la Unión Europa hacia los sistemas de estiba de España y Bélgica, así como los posibles escenarios que se presentan, una vez se conozca la resolución del Tribunal de Luxemburgo el próximo 11 de diciembre.

Desde el sindicato se alerta sobre el hecho de que el organismo europeo ha creado una Mesa de Diálogo Social integradora, de la que forman parte todos los agentes sectoriales, «pero que sólo se ocupa de los temas de menor trascendencia», mientras que las cuestiones legislativas, que sí definen las líneas maestras de su política, «las impone a través de los tribunales».

Por eso, el Grupo de Trabajo de IDC ha acordado celebrar un encuentro a nivel europeo, organizado por Coordinadora y el sindicato belga ACV, para estudiar y cuestionar la estrategia de la UE a este respecto.

Los asistentes a la reunión han mostrado su malestar por esta estrategia de actuación europea,«cuyo objetivo claro es la desregulación del sector y la precarización de las condiciones de trabajo en los puertos».

Otros temas tratados

Uno de los puntos importantes de la reunión ha sido el análisis de la privatización de la Autoridad Portuaria de El Pireo. Se ha acordado que en diciembre todas las organizaciones afiliadas a IDC enviarán cartas a las embajadas griegas de cada uno de sus países en las que manifestarán su preocupación por las políticas privatizadoras del gobierno del país heleno.

El Grupo de Trabajo ha mantenido un primer contacto con los trabajadores de la terminal de contenedores de la naviera Cosco, la principal del puerto al manipular el 80% de los contenedores que se mueven en el mismo, quienes han solicitado colaboración para mejorar la prevención y la formación en su trabajo.

Durante este encuentro europeo también se ha examinado la actualidad de Portugal, marcada por la situación del puerto de Sines, el problema de la contratación del segundo pool de trabajadores en Aveiro y el acuerdo de Lisboa.

En este último punto han detectado el incumplimiento de varios de los pactos rubricados en aquel documento, por lo que IDC se pondrá en contacto con las autoridades portuguesas para que se corrijan esas desviaciones.