Se espera comenzar el despliegue de la red en 2017.

Se espera comenzar el despliegue de la red en 2017.

El Grupo BMW, Daimler AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen han firmado un «Memorandum de Entendimiento» para crear la red de carga eléctrica más potente de Europa.

El objetivo es el despliegue rápido de una considerable cantidad de estaciones de carga que permita desplazamientos de largo recorrido para conductores de vehículos eléctricos de batería, lo que ayudará a la implementación masiva de los vehículos eléctricos a baterías.

La red de carga ultrarrápida de alta potencia proyectada, con niveles de potencia de hasta 350 kW, será significativamente más rápida que la mayoría de sistemas de carga disponibles en la actualidad. Se espera comenzar el despliegue de la misma en 2017, con un objetivo inicial es de 400 estaciones en Europa.

Se estima que, cuando llegue 2020, los usuarios tengan acceso a miles de puntos de carga de alta potencia. El objetivo es permitir desplazamientos de larga distancia a través de estaciones de carga de red abierta en autopistas y en las principales autovías, una meta que hasta ahora no ha sido posible para la mayoría de conductores de vehículos eléctricos.

Asimismo, se espera que la experiencia de carga evolucione hasta ser tan práctica como el repostaje en estaciones de servicio convencionales.

La red estará basada la tecnología estándar de «Sistema de Carga Combinada», CCS. La infraestructura de carga prevista amplía el estándar técnico existente para la carga de corriente alterna y continua de vehículos eléctricos hasta el próximo nivel de capacidad para carga continua rápida, con hasta 350 kW. 

Los vehículos eléctricos de batería preparados para aceptar toda la potencia de las estaciones de carga podrán recargarse, independientemente de la marca que sean, en una fracción del tiempo de carga actual. La red ha sido ideada para dar servicio a todos los vehículos equipados con CCS para facilitar la implantación de los vehículos eléctricos en Europa.