Ferrocarril TGV la poste

El ferrocarril TGV de La Poste cubre el transporte nocturno de correo urgente.

La Poste anunció el pasado jueves 19 de junio que los cinco ferrocarriles TVG, del operador SNCF, en servicio desde hace 30 años para el transporte nocturno de correo urgente entre París y el sur de Francia, dejarán de operar a mediados de 2015, según informaciones aparecidas en la prensa francesa.

El principal motivo de esta decisión es que estos ferrocarriles deberían circular completos para que su explotación resultase rentable, algo que no ocurre en los últimos años con el declive del correo. El volumen transportado de correo urgente ha caído más de un 50% desde 2007 y, actualmente, representa sólo el 15,5% del total.

Por este motivo, a finales de junio de 2015, el correo transportado hasta ahora por estos trenes de alta velocidad pasará a ser transportado por carretera en camiones de dos pisos, reduciendo el impacto en la huella de carbono al ser necesarios menos viajes.

Intermodalidad 

Pero la empresa pública de correos francesa no abandonará totalmente el transporte por ferrocarril. A mediados de 2015, apostará por la intermodalidad combinando carretera y ferrocarril en la ruta de norte a sur de la ‘France Press’, para la gestión y envío de correos comerciales.

Además de los camiones de dos pisos, el transporte en dicha ruta también se realizará en «cajas móviles» con capacidad para 100.000 pliegos, que se colocarán en los vagones de ferrocarril.

Desde la empresa pública han destacado que la intermodalidad se presenta como la solución logística para el futuro, argumentando que «con su masa crítica diaria, tenemos la capacidad de estimular un modo de transporte que está luchando por despegar«.

Para ello, La Poste construye una nueva plataforma logística intermodal en Bonneuil-sur-Marne, Val-de-Marne, en la que ha invertido 23 millones de euros y desde la que dirigirá el almacenamiento y distribución de dicho correo.

Cabe destacar que, a pesar de dejar de utilizar el servicio TGV postal, la compañía espera que la mensajería transportada por ferrocarril crezca entre un 5% y un 8% en 2017.