Los altos precios de los fletes marítimos causados por el desequilibrio existente a escala global entre oferta y demanda suponen un lastre para el movimiento internacional de la industria cerámica.

En consecuencia, el sector ha pedido a la Comisión Europea que garantice que los productores de la UE sigan teniendo acceso a servicios de transporte justos y accesibles.

Según la industria cerámica europea, el fuerte aumento de los costes del transporte marítimo está teniendo un impacto negativo en la exportación de bienes y el suministro de materias primas en todas las industrias europeas, incluida la cerámica.

En este sentido, la patronal europea de la industria cerámica solicita que Comisión vigile las condiciones existentes en el transporte marítimo para garantizar que se mantienen condiciones justas.

Concretamente, Cerame-Unie, en consonancia con el European Shippers’ Council, así como con otras asociaciones de la UE y mundiales, pide a la Comisión que tome medidas rápidas para aumentar la transparencia y supervisar la colaboración entre diferentes operadores de la industria naviera para corregir en última instancia los desequilibrios actuales y evitar que situaciones similares vuelvan a ocurrir en el futuro.

CdS suscribete-maritimo-900