Como muestra de los efectos de la crisis sanitaria en la economía planetaria, el Valencia Containerised Freight Index presenta una caída más moderada en mayo, con un retroceso de un 6,64% que deja el índice en los 1.245,86 puntos, casi 200 puntos por encima de los datos de mayo de 2019.

Adicionalmente, en este contexto la flota ociosa sigue aumentando hasta alcanzar el 11,3% y 2,65 millones de TEUs.

De esta cifra, una parte importante corresponde a buques destinados a la instalación de ‘scrubbers’, que representan el 13,5% del total y, por otra parte, los ‘blank sailings’ siguen siendo significativos en el mes de mayo, en una tendencia que se mantendrá durante los próximos meses a la vista de la atonía que presenta el comercio internacional.

Así pues, once de las trece áreas estudiadas en el indicador muestran también disminuciones en sus niveles de fletes respecto al mes anterior.

Las mayores caídas se han producido en el Subcontinente Indio (-15,75%), en los Estados Unidos y Canadá (-9,90%), en la costa occidental de África (-8,36%) y en Oriente Medio (-6,47%).

Así mismo, los fletes con el Mediterráneo occidental registran un crecimiento del 3,28% de los fletes respecto al mes anterior, situando el valor del índice en 1.065,90.

Por lo que respecta a Lejano Oriente, tras experimentar los dos últimos meses un fuerte crecimiento, en mayo se ha producido un retroceso un 6,05%, con lo que el índice se sitúa en 1.726,85 puntos.