Las entregas de los nuevos megabuques de contenedores que se han programado para finales de este año deprimirán aún más los fletes entre Asia y Europa a menos que las compañías navieras hagan una mayor corrección por el lado de la oferta. Así lo asegura la consultora Drewry Shipping Consultants en un estudio que acaba de hacer público.

Con la mayor parte de Europa sumida en recesión o cerca de ella, los volúmenes de contenedores desde el oeste de Asia hacia Europa cayeron un 7,8% anual en el mes de marzo, hasta 714.000 teus. Aunque durante el primer trimestre de 2013 el promedio mensual se ha elevado hasta 729.000, un 3,8% más que entre octubre y diciembre de 2012, aún sigue siendo un 5% menos de promedio que en los dos trimestres anteriores, señala la consultora Drewry. Como resultado, la utilización del buque en marzo cayó a un «pobre» 64% de su capacidad total.

A pesar de los esfuerzos para limitar la capacidad, los buques entre Asia y Europa presentaban en abril prácticamente la misma capacidad que marzo, debido a que un menor número de salidas de buques fueron canceladas por las navieras.

De hecho, sólo se ha anunciado la retirada de un servicio entre Asia y el norte de Europa. Evergreen, China Shipping y Zim Integrated Shipping Services retirarán el próximo mes de junio su servicio CES 2/AEX 2 loop de nueve buques rápidos con un promedio de 9.419 Teus.

Con este panorama, las navieras han aplazado algunas entregas, pero todavía tienen una lista de otros 31 barcos con una capacidad de más de 10.000 teus para recepcionar a finales de este año, entre ellos los cinco primeros de buques TripleE de 18.000 Teus de Maersk Line.

Además, la noticia de la orden de China Shipping de cinco nuevos buques 18.400 Teus «también hace poco para el asentamiento del mercado en este momento», advierte Drewry.