El RC Behar en el Muelle de la Química en el puerto de Tarragona

El puerto de Tarragona ha movido 12,75 millones de toneladas de graneles líquidos entre enero y julio de 2019.

El tráfico de mercancías del puerto de Tarragona entre enero y julio de 2019 presenta un crecimiento de un 4,9% con respecto al mismo período de 2018, en lo que supone el mayor incremento registrado por el recinto desde 2012.

Sin embargo, el enclave tarraconense ha movido durante el pasado mes de julio un total de 2,45 millones de toneladas de mercancías, por debajo de los 2,5 millones de toneladas registrados en el mismo mes del año pasado.

El crecimiento de los tráficos del puerto de Tarragona en los siete primeros meses del año se debe a los graneles líquidos, que suman 12,75 millones de toneladas, cifra similar a la registrada en 2017 y 2015, y que, a su vez, se apoya en el movimiento de crudo de petróleo, que alcanza los 5,79 millones de toneladas en el período.

De igual modo, entre enero y julio, el puerto catalán ha movido 1,29 millones de toneladas de gases energéticos del petróleo y 761.000 toneladas de gasolina, cifras ambas que marcan nuevas plusmarcas históricas para el enclave.

Así mismo, dentro de los graneles sólidos, los productos agroalimentarios acumulan 2,8 millones de toneladas en los siete meses, ligeramente por debajo del registro de hace un año.

En este tráfico destacan los buenos comportamientos en los movimientos de cereales, piensos y harinas con un total de 1,92 millones de toneladas acumuladas entre enero y julio de este año, así como de la sal.

Por otra parte, el tráfico de vehículos ha crecido un 13,3% anual en el período, hasta sumar un total de 132.180 vehículos de estos primeros siete meses de 2019.