Entre enero y octubre, los puertos de Carboneras y de Almería han superado los cinco millones de toneladas de tráfico total, con un ascenso con respecto a los diez primeros meses del año pasado de un 31,1%.

Por un lado, el enclave de la capital almeriense ha superado ligeramente los tres millones de toneladas en el período, lo que implica un ascenso anual de un 25,4%, mientras que, por otro, el recinto portuario de Carboneras se acerca a los dos millones de toneladas de mercancías, con una subida con relación al mismo tramo del pasado 2020 de un 40,4%.

Por tipo de mercancía, 3,7 millones de toneladas movidas en los diez meses corresponden a graneles sólidos, con un crecimiento anual de un 38% más, 1,1 millones han sido de mercancía general, que se ha elevado casi un 12%, y 117.215 toneladas son graneles líquidos, un 28% más que hace un año.

En el puerto de Carboneras, además de los incrementos que vienen registrando los movimientos de yeso y cemento, así como los de productos químicos, destaca el crecimiento del embarque de aceites y grasas, con un 51,3% más que en 2020.

En el puerto de Almería, el embarque de yeso, con un incremento anual de un 41,3%, supone la mitad del tráfico de mercancías, con 1,5 millones de toneladas.

Le siguen el cemento, con 200.000 toneladas, y ya con volúmenes menores aparecen los materiales para la construcción, los triturados de mármol y piedra caliza, los productos agroalimentarios y el papel.

En su conjunto, ambas dársenas han registrado el movimiento de 1.020 buques hasta octubre, un 3,8% más que en el mismo periodo del año anterior.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px