La crisis sanitaria no ha impedido que el Puerto de Málaga mantenga el tráfico de mercancías durante el primer trimestre de 2020.

En este mismo sentido, durante el mes de marzo el movimiento de mercancías en el recinto portuario malagueño ha aumentado un 45,5% con respecto al mes de marzo de 2019.

Con más detalle, la actividad agroalimentaria se ha visto incrementado en un 71%, especialmente en lo que tiene que ver con el movimiento de cereales y su harina, así como de pienso y forrajes.

Así mismo, en el trimestre la dársena andaluza ha movido 360.558 toneladas de graneles sólidos, lo que supone un aumento del 87,2%, respecto al mismo periodo de 2019.

De igual manera, también se han movido 71.207 toneladas de graneles líquidos, con un ascenso de un 207% en los primeros tres meses de 2020, debido, sobre todo, al incremento en los tráficos de aceite y gasóleo.

En relación a las labores de avituallamiento, el suministro de combustible líquido también se incrementó un 27,3% durante el primer trimestre del presente ejercicio, con un movimiento de 9.654 toneladas.

Por su parte, la conexión de carga rodada entre Málaga y Melilla ha aumentado un 15,5% compensando, así, la disminución de pasajeros en las líneas regulares.

Sin embargo, el tráfico de vehículos nuevos se ha visto afectado por la paralización de las fábricas y la cancelación temporal de la línea regular, por lo que se ha producido una disminución del 48,5% en el número de unidades movidas en el enclave portuario malagueño.