Grúas de la terminal Best en el puerto de Barcelona

En el primer trimestre de 2019, el tráfico de contenedores del puerto de Barcelona ha crecido un 6,2% anual.

Durante los tres primeros meses de este mismo año, el puerto de Barcelona ha movido un total de 16,1 millones de toneladas de mercancías, un registro que supone un retroceso de un 2,4% con respecto al primer trimestre del pasado 2018.

Los descensos registrados durante el período en los tráficos de graneles han sido los principales causantes de esta disminución, ya que en estos tres meses, la dársena barcelonesa ha movido 3,5 millones de toneladas de graneles líquidos, con una caída anual de un 12%, pese a los incrementos registrados en algunas mercancías como el gas natural, el gasóleo, los productos químicos y los biocombustibles, así como 1,08 millones de toneladas de graneles sólidos, un 9% menos que en el primer trimestre del año pasado.

Al mismo tiempo, entre enero y marzo de 2019, el enclave catalán ha movido 838.820 TEUs, un 6,2% más que en el mismo período del año pasado, con incrementos de un 18% anual en los contenedores en tránsito y de un 8,1% en los de importación, mientras que, sin embargo, los contenedores de exportación han perdido un 13,6% con relación al primer cuarto de 2018.

De igual modo, en el trimestre, el puerto de Barcelona ha manejado 37.515 UTIs, con un volumen de mercancías transportadas hacia Italia y el norte de África similar el registrado en el mismo tramo del pasado 2018.