El puerto de Castellón ha movido en 2020 un total de 18.541.498 toneladas de mercancías, un 10,5% menos que en 2019, debido al impacto de la pandemia en los tráficos de la dársena castellonense.

Pese a la crisis sanitaria, el recinto portuario de La Plana se mantiene como el noveno puerto en tráfico de mercancías del sistema portuario español.

Con más detalle, los graneles sólidos son los que menos han sufrido el impacto de la crisis, con un descenso anual del 5,2% y un volumen total de 6.727.253 millones de toneladas. S trata del segundo mayor tráfico de este tipo del sistema portuario español, lo que certifica el dinamismo del sector cerámico de la provincia de Castellón.

Así mismo, el tráfico total de graneles líquidos totaliza 9.801.550 millones de toneladas anuales, un 7,4% menos que el año anterior, lastrado por la bajada de petróleo crudo y gasolinas.

Finalmente, el tráfico que más se ha resentido es el de la mercancía general, con un descenso del 33,9% frente a 2019, con una suma total de 1.977.882 millones de toneladas.

Por otra parte, las mercancías com mayores volúmenes de tráfico en el enclave portuario castellonense durante 2020 han sido, por este orden, el petróleo crudo, feldespato, arcillas, fuelóleo, gasolinas, azulejos y baldosas, gasóleo y biodiesel, mientras que los principales países con los que el puerto de Castellón mantiene relación comercial son Turquía, Rusia, Nigeria, Ucrania, Canadá, Italia y Argelia.