Entre enero y octubre de 2013 pasaron por el puerto de Ferrol más de 10,2 millones de toneladas. De ellas, un total de 7,2 millones de toneladas, es decir, un 70% del total, se corresponden con los graneles sólidos, en especial con el tráfico del carbón en Caneliñas y de la bauxita, en el muelle de San Cibrao.

Por otro lado, la carga de los graneles líquidos y la mercancía general desde enero hasta octubre ha sido positiva, aunque todavía no tienen el peso específico esperado dentro del negocio del puerto.

Según las cifras oficiales de Puertos del Estado, en los diez primeros meses de este 2013 en el puerto de Ferrol, se han cargado y descargado algo más de 2,2 millones de toneladas de graneles líquidos, un 16,7 % más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Por lo que respecta a la mercancía general, el movimiento de papel, madera o piezas de aerogeneradores, entre otros, ha crecido cerca de 800.000 toneladas, casi un 10% más.

La puesta en marcha de nuevas iniciativas, como la que lidera Reganosa para hacer de la zona un enclave estratégico de suministro marítimo de gas o el desarrollo de la terminal internacional de contenedores, supondrán a medio plazo un cambio en esta distribución actual de los principales tráficos del puerto de Ferrol.