Los puertos de Almería y Carboneras han movido 484.631 toneladas de mercancías en febrero, un 57,3% más que en el mismo mes del año 2020, con lo que su acumulado del año asciende a más de 918.000 toneladas, cifra que se coloca casi el 60% por encima del registro de los dos primeros meses de 2020.

Gran parte de este empuje se debe a la pujanza del movimiento de graneles sólidos, que han crecido un 86,8%, con casi 363.000 toneladas.

Dentro de este segmento, el mayor volumen corresponde al embarque de yeso, del que se han exportado casi 266.000 toneladas, un 135% más, mientras que otras casi 58.000 toneladas corresponde a cementos, un 70% más que en febrero de 2020, crecimiento que se debe a las exportaciones de Lafargue Holcim desde Carboneras.

Así mismo, dentro de los graneles sólidos destaca también las 16.300 toneladas de sal movidas en febrero y las 35.900 toneladas en los primeros meses del año, un 549% anual más.

Por otra parte, el tráfico de graneles líquidos apresenta un modesto crecimiento de un 0,4%, con algo más de 12.000 toneladas en febrero, mientras que el acumulado del año se acerca a las 26.000 toneladas, con un aumento del 22,8% frente al mismo período de 2019.

Finalmente, la mercancía general ha crecido un 7,7% en febrero, para situarse al borde de las 110.000 toneladas, con un acumulado anual de 205.600 toneladas, y un aumento del 2%, debido, sobre todo, al empuje de tráficos como los materiales de construcción, los productos agroalimentarios y pescado, así como la importación de papel y pasta para la industria auxiliar de la agricultura, que contrastran con las caídas registradas en los tráficos de productos siderúrgicos y de maquinaria, herramientas y automóviles y sus piezas.