El puerto de Almería ha movido algo más de un millón de toneladas de mercancías en los cinco primeros meses de 2020, cifra que supone un incremento de casi un 7% con relación al mismo período del año pasado, cuando se sumaron 977.000 toneladas.

De igual manera, por el enclave almeriense han pasado 483 buques en este tramo del presente ejercicio, 133 menos que entre enero y mayo de 2019.

En los cinco primeros meses de 2020, la dársena andaluza ha movido 554.844 toneladas de graneles sólidos, un 1,2% anual más, debido sobre todo al bueno comportamiento del tráfico de cemento y perlita, que ha compensado el descenso de las exportaciones de yeso, triturado de mármol y turba.

Por otra parte, el movimiento de mercancía general ha superado las 486.000 toneladas, un 14,5% más que hace un año, debido al aumento del tráfico de materiales de construcción, productos siderúrgicos y agroalimentarios, papel para la fabricación de envases de cartón para la horticultura, mármol y perlita para el sector agrícola.

De igual manera, el movimiento de mercancía contenerizada mantiene su tendencia sostenida con un incremento anual de un 9,6%, mientras que, por contra, los tráficos de graneles líquidos, principalmente ácido fosfórico, registran un descenso del 6,6%.

Adicionalmente, entre enero y mayo, el puerto de Carboneras ha sufrido un descenso de un 64,1% en su tráfico de mercancía, para sumar 649.467 toneladas acumuladas, frente a las 1.810.722 toneladas del año pasado.

Este descenso se debe a la caída del movimiento de graneles sólidos, especialmente de cemento y carbón, aunque, en sentido contrario, el tráfico de graneles líquidos ase ha incrementado un 145,3% con respecto a los cinco primeros meses de 2019.