El tráfico de mercancías en el Puerto de La Coruña ha cerrado el primer trimestre del año con un incremento anual de más un 9%, con un total de 2.913.886 toneladas.

Con más detalle, el pasado mes de marzo se han registrado las mejores estadísticas desde abril del año pasado, con un movimiento total mensual de 1.116.403 toneladas de mercancías, un 34% más que hace un año.

Por tipo de mercancía, el tráfico de graneles sólidos ha crecido un 28,93% y un volumen trimestral de 732.582 toneladas. En la evolución de este segmento destacan productos agroalimentarios como el maíz o las harinas, además de cuarzo y otras mercancías.

Así mismo, el 40% de estos graneles se han operado por las instalaciones del Puerto Exterior, con la intención de que la práctica totalidad de estas mercancías, que son las más sensibles a nivel medioambiental, se trasladarán a Langosteira una vez que se disponga del enlace ferroviario.

Por lo que respecta los graneles líquidos, durante los tres meses se suma un tráfico total de 1.971.071 toneladas, un 6,22% más que en el mismo período de 2020, toda vez que la actividad de la refinería presenta un balance positivo tanto en importación de petróleo, superando el millón de toneladas, como en productos refinados, entre los que destacan el fuel, la gasolina y la nafta.

En sentido contrario, el tráfico de mercancía general suma un volumen trimestral de 201.835 toneladas, un 14,74% menos que en los tres primeros meses de 2020.