El tráfico de mercancías de la Autoridad Portuaria de Almería se ha incrementado un 23,2% anual en el mes de julio.

Con más detalle, el movimiento de graneles sólidos ha crecido un 29%, hasta superar las 296.000 toneladas, mientras que el de mercancía general se ha incrementado un 1,86%, con un volumen mensual de casi 100.000 toneladas y, a su vez, el de graneles líquidos, con casi 12.500 toneladas, ha crecido un 211,6% con respecto a julio de 2019.

Por productos, durante el mes han destacado los movimientos de yeso, con casi 148.500 toneladas y un incremento anual de un 34,6% más que en el séptimo mes de 2019, el cemento, con algo más de 80.000 toneladas y un descenso anual de un 14,8%, y las escorias, con 35.800 toneladas.

Por otra parte, el tráfico de mercancías de los recintos portuarios almerienses entre enero y julio acumula un total de 2,5 millones de toneladas, un 28% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Este descenso se debe al movimiento de graneles sólidos que, con 1,7 millones de toneladas, ha caído un 38,4%.

En este sentido, el incremento del tráfico de yeso, turba, perlita y cenizas no han compensado la reducción del movimiento de mercancías como el carbón y el cemento en el puerto de Carboneras.

Por contra, el tráfico de mercancía general en contenedor y el ro-ro acumulan un incremento del 12,7%, con casi 690.000 toneladas en los siete primeros meses del año.

Finalmente, los graneles líquidos suman en lo que va de año 68.000 toneladas, un 122,6% más que en 2019, debido al embarque de aceites y grasas, que han crecido casi un 600%, así como al biodiesel, que ha crecido un 105%, con más de 46.000 toneladas.