Primer avión Airbus de Iberia con la nueva imagen corporativa de la compañía

Primer avión Airbus de Iberia con la nueva imagen corporativa de la compañía

IAG Cargo ha presentado en el último viernes de febrero sus resultados del ejercicio 2013, con unos ingresos comerciales, que corresponden a los ingresos procedentes de la carga transportada más los recargos por combustible, de 1.073 millones de euros durante el 2013, lo que representa un descenso del 11,8% respecto al mismo periodo de 2012.

El volumen de 5.653 millones de toneladas-kilómetros transportadas (TKT) del año representa un descenso del 7,0% en relación a 2012.  Durante el ejercicio, el yield general (ingresos comerciales por TKT) disminuyó un 5,2% respecto a 2012.

Las fluctuaciones de los tipos de cambio, especialmente el fortalecimiento del euro frente a otras divisas, siguen teniendo un impacto significativo sobre los ingresos y el yield de IAG Cargo. A tipos de cambio constantes, el yield habría disminuido un 2,3% durante el año 2013.

En opinión de Steve Gunning, consejero delegado de IAG Cargo, “la situación del mercado sigue siendo difícil debido al crecimiento de la capacidad de carga aérea a nivel global y a una débil demanda”.

El objetivo de la compañía aérea sigue siendo el de “mejorar los resultados operativos del negocio, ofreciendo un servicio de  primer nivel a los clientes y manteniendo un firme control de los costes”.

En estas condiciones, garantizan desde IAG Cargo que los yields obtenidos al menos cubren los costes marginales, lo que representa el consumo de combustible asociado a la carga transportada en las bodegas de los aviones de pasajeros.

Vueling salva los resultados

En cuanto a la matriz IAG, el ‘holding’ de la fusión Iberia-British Airways registró un beneficio neto de 151 millones de euros, frente a las pérdidas de 658 millones contabilizadas un año antes, impulsado por la adquisición de Vueling, el proceso de transformación de Iberia y la mejora de los ingresos de British Airways.

El consejero delegado del grupo, Willie Walsh, ha destacado que la compañía ha reforzado su posición en 2013 gracias a la adquisición de Vueling, el proceso de transformación de Iberia y la mejora de los ingresos de British Airways.

«Esto ha traído consigo una fuerte recuperación financiera y el retorno a la rentabilidad, con una mejora de casi 800 millones de euros«, ha destacado.

En concreto, Iberia ha reducido sus ‘números rojos’ este año y ha reportado una pérdida de las operaciones de 166 millones de euros.