Con motivo de la huelga convocada en Renfe los días 10, 12, 14 y 16 de junio, la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, se ha reunido con el sindicato de maquinistas Semaf para tratar de encontrar una solución, pero por el momento no se ha alcanzado ningún acuerdo.

La ministra, que ha escuchado las quejas del colectivo respecto a su situación, tiene prevista una nueva reunión con la dirección de la empresa, a la que ha invitado al sindicato.

Por el momento, los maquinistas mantienen los cuatro días de paros para denunciar ciertas medidas que tiene pensado adoptar la compañía ferroviaria. Entre ellas, el plan de empleo aprobado en abril, por el que se pretende habilitar un sistema de salidas voluntarias de trabajadores de la empresa para contratar a nuevos trabajadores.

En este contexto, es necesario destacar que Renfe ha lanzado en mayo una oferta de empleo pública para incorporar a 522 nuevos trabajadores, de los cuales 340 serán maquinistas.

Además, otro de los motivos que ha llevado a Semaf a la huelga es la situación del negocio de transporte ferroviario de mercancías y por la disminución de servicios de vía estrecha heredados de la extinta Feve. El sindicato se muestra preocupado por los tráficos suprimidos, la pérdida de contratos y la reducción de personal.