Puerto de Amberes

Los navieros abogan por una apertura al mercado de los servicios portuarios "equilibrada".

Desde la Asociación Europea de Navieros ECSA han solicitado al Parlamento Europeo que se establezca un paquete de reformas «más amplio e inclusivo» en el acceso al mercado de los servicios portuarios y la transparencia financiera de los puertos, ante el nuevo reglamento propuesto en este ámbito, que se discutirá próximamente en la Comisión de Transportes y Turismo.

La Comisión Europea, en un esfuerzo por evitar la repetición de los intentos fallidos en 2003 y 2006, cuando sus propuestas fueron rechazadas en última instancia, ha adoptado un enfoque más prudente en su tercera propuesta de reformas que, no obstante, también ha encontrado el rechazo de alguno eurodiputados, obligando a suspender el procedimiento legislativo en marzo de 2014. 

En este contexto, desde la asociación «entienden» la «cautela y prudencia» de la Comisión, pero se muestran «convencidos» de que un paquete de reformas en los puertos de la UE debería tener una propuesta más ambiciosa que la actual, que «sólo se ocupa de algunos de los problemas reales que enfrentan los usuarios de los puertos europeos».

Acceso equilibrado al mercado

En concreto, los navieros han solicitado formalmente a los eurodiputados que presionen para que se establezca una normativa específica de acceso al mercado en el Reglamento, debido a que las prácticas restrictivas y los obstáculos jurídicos siguen dificultando el acceso a los servicios en varios puertos de la UE.

Los navieros, lejos de abogar por una liberalización desenfrenada del mercado de los servicios portuarios, están a favor de un enfoque razonable, más mesurado, con base en el principio de apertura.

La estiba debe incluirse

También se ha solicitado al Parlamento que no se excluya ningún servicio portuario del texto, ya que los servicios de manipulación de carga, además del de pasajeros, están ausentes de la propuesta inicial, a pesar que constituyen la parte más importante de los costes en las escalas en puerto.

En lo que respecta a los servicios ya incluidos en el texto como practicaje, remolque y amarre, deben permanecer firmes dentro del ámbito de aplicación del Reglamento, no siendo excluidos por razones de seguridad o de servicio público, ya que la propuesta ya prevé las disposiciones necesarias para tomar estos aspectos en cuenta de manera apropiada.

La transparencia financiera para la financiación del puerto es otro tema importante en esta propuesta, un ámbito en el que los navieros «no encuentran ninguna razón» para que esta norma sólo se aplique a los principales puertos europeos, por lo que el tamaño no debe ser una consideración al aplicar las normas de transparencia financiera.

Por otro lado, desde ECSA también abogan por una supervisión independiente de los servicios portuarios y de los puertos de la UE, que sirva como «contrapeso» al «monopolio» de las instalaciones portuarias en cualquier ámbito que afecte a los navieros como clientes de la infraestructura.