El sector logístico está ya de sobra acostumbrado a gestionar picos muy elevados de demanda durante la campaña navideña, que desde hace unos años comienza con el ‘Black Friday‘.

Esto ayuda a que los comercios puedan mantener las ofertas más tiempo, sin concentrar todos los pedidos en los días previos a Navidad, mientras que los operadores pueden repartir mejor la carga de trabajo al aplanarse la curva de demanda.

En 2020, cuando ya todos los involucrados tenían clara la dinámica, el Covid-19 ha modificado todos los planes, pues el e-commerce ha crecido sustancialmente desde el confinamiento, alterando en gran medida los hábitos de consumo de los españoles.

Durante una jornada organizada por UNO, la directora de Desarrollo de Negocio de DHL Supply Chain Iberia, Matilde Torquemada, ha explicado que ya en septiembre se reunieron con los clientes para planificar la campaña, contratar recursos y establecer posibles turnos adicionales.

Desde semanas antes del Black Friday, ya comienzan las tareas de aprovisionamiento para poder dar un servicio adecuado en las fechas de mayor demanda. Este año, esto es especialmente importante, pues los niveles de stock se han reducido al tener que atender más pedidos durante todo el año, incluyendo el verano.

No obstante, su esquema de trabajo estará como siempre marcado por las entregas B2B antes del llamado ‘viernes negro’, y la avalancha de pedidos B2C posteriores a esta fecha.

Contrataciones, tarifas y logística inversa

En XPO, también llevan tiempo preparándose para la que está llamada a ser la campaña más digital de la historia, como ha explicado el director general de Supply Chain en Iberia, Rui Marques.

Así, ante el peligro de colapso que pueden llegar a sufrir las paqueteras y cualquier empresa en su cadena de suministro, el operador ya ha contratado a más de 4.000 personas que le permitan hacer frente al pico de demanda en las mejores condiciones.

Esto, sumado a una planificación eficiente y su apuesta por la innovación, le permite afrontar con seguridad y confianza un periodo clave para la logística, que requiere la máxima coordinación entre los implicados.

En este sentido, el consejero delegado de Moldstock Logística, Manel Torres, ha apuntado que la logística inversa contribuye a generar una sobredemanda. En su opinión, será una campaña especial, probablemente rara, pero también un momento óptimo para liquidar stocks.

Luis Ángel Florez, co-fundador de Method Logistics, ha confirmado que la campaña de 2019 fue más sencilla, haciendo hincapié en la necesidad de prepararse con antelación en el ámbito de las operaciones, los recursos humanos y la flota, manteniendo la máxima flexibilidad.

Durante el desarrollo de las operativas, también es esencial realizar un seguimiento para realizar los debidos ajustes en cuanto a los recursos necesarios y hacer las propuestas de corrección pertinentes.