Labores de carga de palets aereos en un avion de Cargolux

Los sindicatos han planteado un plan de ahorro de 20 millones de euros a cambio de renunciar a la externalización en Italia.

Los pilotos de Cargolux podrían convocar una huelga para el 30 de noviembre, fecha en la expira el Acuerdo Colectivo de Trabajo, si no se ha llegado a un acuerdo previamente, según ha informado la asociación de pilotos de Luxemburgo, ALPL.

Este sindicato, junto al LCGB, han hecho un llamamiento a los accionistas de la compañía para presionar a la dirección, a fin de que negocien un nuevo acuerdo. Mientras, la asociación internacional de pilotos, Ifalpa, ha solicitado la colaboración de todo el sector para apoyar a Cargolux en el caso de que la empresa solicite vuelos adicionales a otras compañías, «para evitar que los clientes de Cargolux se vean afectados por la huelga».

El sindicato ha puesto sobre la mesa un incentivo de hasta cinco millones de euros al año en impuestos y cotizaciones a la seguridad social e impulsar un plan de ahorro de 10 millones de dólares (9.448 millones de euros), a cambio de renunciar a la externalización y el empleo asociado.

Sin embargo, la dirección de Cargolux ha guardado silencio sobre el plan. El punto de fricción sigue siendo la filial de la empresa en Italia. En Luxemburgo, las operaciones están aumentando, por lo que esto permitiría ampliar las operaciones también en Italia, sin perjuicio de su personal de Luxemburgo.

Por su parte, la ALPL afirma que, a pesar de que la compañía en Italia es pequeña, se demanda colaboración de todo el grupo y que se prevenga de la «subcontratación incontrolada. Si se pone en marcha el plan de ahorro ofrecido por los sindicatos, no hará falta externalizar».

Según LCGB, Cargolux espera reportar un crecimiento positivo de dos dígitos a finales de año, lo que significará mejorar los resultados del año pasado, cuando se consiguieron ganancias por valor de tres millones de dólares.