Boeing 777F de Lufthansa Cargo

El sindicato reclama un incremento salarial del 3,66% anual con carácter retroactivo desde 2012.

Tras las tres jornadas de huelga convocadas hasta el momento, el sindicato de pilotos alemán Vereinigung Cockpit tiene previstos nuevos paros para el martes 29 de noviembre en los vuelos de corta distancia de Lufthansa y para el miércoles 30 de noviembre en los de larga distancia, después de que no se alcanzara un acuerdo en las conversaciones mantenidas con el operador aéreo.

En este sentido, los pilotos denuncian que no existe una «oferta base sobre la que poder negociar«, sino una «oferta no negociable» por parte de la aerolínea, cuya intención inicial era aumentar el salario de este colectivo a un ritmo del 2,5% anual.

Por su parte, el sindicato reclama un incremento del 3,66% con carácter retroactivo desde 2012, ya que consideran que la subida propuesta es inferior a la de otros  puestos.

No obstante, durante las negociaciones el operador ha ofrecido un aumento del 4,4% en dos tramos, lo que supondría un incremento del 2,4% este año y del 2% en 2017, así como un pago único equivalente a 1,8 meses, que se aplicaría desde mayo de 2012 hasta mediados de 2018.

Lufthansa, que también ha propuesto la creación de 1.000 puestos de trabajo en los próximos años, con 600 promociones a comandantes, debido a la incorporación de 100 nuevos aviones, está buscando reducir sus costes unitarios, por lo que busca negociar sobre salarios vinculados a la productividad y la edad de jubilación.