Cadenadesuministro.es (CdS): Según los sindicatos, la «inflexibilidad» de Anesco ha sido el motivo principal de la ruptura de la mesa de negociación, ¿qué tiene que decir al respecto?

Javier Expósito (JEx): Anesco en ningún momento ha dado por rotas las negociaciones, la mesa del convenio está abierta y no será Anesco la que se levante de la misma. Los sindicatos lo saben, de manera que estas movilizaciones no tienen ningún sentido.

(CdS):  Según los sindicatos, Anesco quiere aplicar en todos sus términos la nueva reforma laboral aprobada por el Gobierno…

(JEx):  Anesco quiere y está comprometida a acercar las relaciones laborales de los puertos a las que existen con plena normalidad en España hoy,  fuera de ellos.

(CdS):  En cuanto a la Plataforma sindical ofrecida a Anesco por los sindicatos, ¿cuál es su valoración principal al respecto?

(JEx):  Los sindicatos en sus peticiones están fuera de la realidad, parece que miran constantemente al mar y no quieren ver los cambios que se producen en nuestro país, en el interior de España. Sus planteamientos son nostálgicos y nuestros clientes que importan y exportan no entienden el inmovilismo sindical cuando, en sus fábricas, los mismos sindicatos predican y practican lo contrario.

(CdS):  ¿Cuáles son los principios a los que Anesco no puede renunciar en la negociación del nuevo acuerdo marco sectorial? ¿A qué estaría dispuestos a renunciar de la postura inicial para alcanzar un acuerdo con los sindicatos?

(JEx):  Anesco tiene la firme decisión de no perpetuar instituciones y modos de trabajo propios de otros tiempos. La nueva Ley de Puertos nos marca claramente nuestra actividad y no podemos imponer a otras empresas condiciones de trabajo que lastrarían la economía nacional.

A partir de este punto, que nos causó graves problemas en el pasado, nuestro único límite es pactar unas condiciones de trabajo que, respetando lo más posible la historia y el empleo, nos permita dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes que reclaman de nuestra actividad los mismos sacrificios que ellos han hecho en las suyas.

((CdS):  ¿Hay posibilidad por parte de Anesco de reconducir la situación y volver al diálogo?

(JEx):  Anesco nunca ha dado por finalizado el diálogo, estamos abiertos a sentarnos en la mesa de negociación cuantas veces se nos llame, y no renunciamos a convocar la mesa nosotros mismos.

Anesco y los sindicatos tenemos la obligación de mantener el servicio público que la Ley de Puertos nos ha encomendado, y debemos hacerlo en condiciones de competitividad, ya que, en otro caso, no nos habremos ganado la confianza que los españoles han depositado en nosotros.

Podemos suavizar con diálogo y voluntad los cambios y las adaptaciones, pero hay que moverse y cambiar. El inmovilismo solo conducirá a la ruina del sector ya que nuestra sociedad y nuestra débil economía no pueden permitirse el lujo de tener unos puertos con grandes inversiones, eso sí, pero con unas rigideces laborales anacrónicas.