Tras un 2015 en el que aumentó aún más la brecha existente entre oferta y demanda en el transporte marítimo de contenedores, debido al exiguo desguace de buques experimentado y los 1,7 millones de TEUs entregados a navieras, el presente ejercicio 2016 ha traído consigo un aumento del desguace de buques a niveles de ejercicios anteriores.

Los 195.000 TEU enviados al desguace en 2015 representaban la mitad de los registros alcanzados en los tres ejercicios anteriores. En los dos primeros meses del presente 2016, son ya 19 los buques desguazados, lo que supone retirar del mercado unos 58.000 TEUs. 

En este contexto, cabe destacar que buques más pequeños y jóvenes están siendo enviados al desguace en la actualidad. De los desguazados en los dos primeros meses, 12 buques tenían menos de 20 años y nueve más de 4.000 TEUs.

Desde Drewry sostienen que el aumento de los envíos viene motivado por el menor precio del desguace, que fue inusualmente alto en 2015, unido a la necesidad de reducir capacidad y a un entorno de bajos fletes que hacen más asequible la opción de sacar algún valor de la chatarra.

Según indican desde la consultora, la tendencia de los últimos meses se reafirmará durante los ejercicios 2016 y 2017, recuperando los niveles de desguace del trienio 2012-2014.

Edad media y tamaño de los buques desguzados