La pertinaz queja de los transportistas españoles en relación con los bajos precios del transporte de mercancías por carretera parece haber tenido su refrendo más allá de las fronteras del país.

En este sentido, los registros del último informe de precios elaborado por Ti, Upply y la Iru para el cuarto trimestre de 2021 señala que, mientras que las tarifas que cobran los transportistas europeos han crecido con fuerza a finales del año pasado, en España se han contraido.

Concretamente, los registros del indicador para España señalan que los precios han bajado un 6% anual en el cuarto trimestre de 2021 y un 3% trimestral, frente al crecimiento de 1,1 puntos trimestrales y 3,2 puntos anuales en los precios del transporte para el conjunto del Viejo Continente, hasta colocar el índice del último cuarto de 2021 en los 108,3 puntos.

Es más, el análisis también constata que los precios de los servicios de transporte en Europa se mantendrán altos en los tres primeros meses de este 2022 debido a la fortaleza de la demanda, el incremento de los costes, especialmente los del gasóleo, que se han incrementado del orden de un 25% en algunos mercados europeos, y una oferta que sigue constreñida.

Por lo que respecta a España, el estudio certifica que el país tiene buenas perspectivas de crecimiento, aunque parte de peores condiciones, ya que ha sido de los más afectados por la crisis sanitaria.

En este contexto, se pronostica mejoras en la crisis de suministro para el país y una primera mitad de 2022 con grandes desafíos en un escenario de incertidumbre.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px