Pese a que es una medida que genera una gran polémica en el mundo del transporte por carretera, el Gobierno ha debido de pensar que no está el horno para bollos y ha decidido que el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 mantenga el actual sistema de módulos tal y como está.

Según argumenta el Ejecutivo, la medida tiene como finalidad seguir apoyando a los trabajadores autónomos y, al mismo tiempo, ofrecer certidumbre a los trabajadores por cuenta propia, que de esta manera tienen garantizado que seguirán aplicando el mismo sistema de tributación en 2021.

En consecuencia, el proyecto normativo que habrá de regular las cuentas públicas del próximo ejercicio propone prorrogar los límites vigentes para la aplicación de la estimación objetiva en el IRPF y en el IVA.

Esta es, desde hace años, una aspiración de los autónomos del sector del transporte que los consideran un elemento esencial para poder mantenerse a flote en un sector muy competitivo y atomizado, con unos márgenesEl sistema de mód empresariales muy ajustados.

Al mismo tiempo, la mayor parte de las empresas de transporte del país estiman que el mantenimiento del sistema de módulos perpetúa un modelo que favorece fiscalmente a los autónomos, introduciendo lo que creen una competencia desleal en un mercado con muchas grietas de acceso.