En los archipiélagos, los puertos constituyen la principal puerta de entrada para el abastecimiento de los bienes y productos que abastecen a la población local.

Las situaciones de crisis impactan de manera directa en estos tráficos esenciales para no se produzcan situaciones de escasez.

Ante esta situación, los puertos de interés general gestionados por la Autoridad Portuaria de Baleares continúan con su actividad para garantizar el abastecimiento de mercancías a la población de la comunidad autónoma, así como con los trámites administrativos con sus usuarios y clientes.

En este sentido, la dirección de la autoridad portuaria ha adoptado varias medidas organizativas dirigidas a dar cobertura necesaria a la sociedad balear, en línea con las que ya han ido tomando otros recintos portuarios del país con el fin de adaptarse al estado de alarma y a las particulares condiciones que tienen.

Entre estas medidas sencuentran el establecimiento de servicios mínimos esenciales para la Policía Portuaria en los cinco puertos de interés general de las islas: Palma, Alcudia, Mahón, Ibiza y la Savina.

Para el resto del personal de la Autoridad Portuaria de Baleares, se ha facilitado el trabajo no presencial a la mayor parte de sus empleados, exceptuando aquellos imprescindibles para el funcionamiento de la actividad.