Con motivo de las elecciones europeas, la Asociación Europea de Puertos Marítimos ha querido recordar el papel que cumplen los puertos en la mejora de la competitividad de la Unión Europea. Por ello, han presentado un memorándum que recoge diez campos de acción en este ámbito que tendrán una gran importancia en los próximos cinco años.

Los recintos portuarios son la puerta de entrada al comercio, el cruce de caminos de numerosas cadenas de suministro y los principales puntos de acceso para la industria, la innovación, la digitalización y la energía. Esto los convierte en un socio estratégico para conseguir los objetivos comunitarios en lo que se refiere a la descarbonización y la introducción de nuevas tecnologías.

Para la Espo, es importante que los puertos estén conectados con las industrias y operadores portuarios para poder afrontar los importantes retos que tienen por delante, como el cambio climático, la sostenibilidad, la digitalización, la volatilidad del comercio mundial o las tensiones geopolíticas.

En este sentido, la Asociación está dispuesta a apoyar cualquier política de la Comisión o el Parlamento europeos que permita a los puertos seguir desarrollándose y contribuyendo a los desafíos actuales.

Entre las peticiones que plantean en el documento presentado, destaca la necesidad de preservar su autonomía y de obtener mayores inversiones por parte de los fondos CEF, así como seguir desarrollando las cadenas de transporte multimodal y potenciando tanto la digitalización como la descarbonización.