Se acaba de presentar el estudio «Impacto económico de los puertos de la Autoridad Portuaria de Valencia en 2015«, elaborado por el Departamento de Economía y Ciencias Sociales y por el Grupo de Investigación Económica Internacional y Desarrollo de la Universidad Politécnica de València.

Para el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, es fundamental tener un puerto eficiente y competitivo para la reducción de costes de las empresas exportadoras de la Comunidad, a las que unas buenas instalaciones les permite exportar más, al tiempo que también genera empleo de exportación.

Martínez ha resaltado la capacidad del puerto en la atracción de nuevas empresas, «que es lo que me gustaría potenciar para Valencia«, y el potencial del empleo logístico, que representa un impacto económico muy superior a las cifras presentadas en el estudio.

Por su parte, la autora del estudio, María Luisa Martí, ha indicado que en el estudio no se han incluido los efectos económicos del sector de cruceros. Salvedad aparte, se ha cuantificado el valor añadido bruto generado en 2.352 millones de euros, lo que representa un 2.49% del total de la Comunidad, destacando especialmente el impacto que supone en los sectores de transportes y comunicaciones (19.11%) o la construcción (14.96%).

En cuanto al empleo, los tres puertos de la Comunidad Valenciana generan 29.311 empleos entre directos, indirectos e inducidos, además de los 7.667 de empleados que actualmente trabajan en Valenciaport, que representan un 2.04 % sobre el total de puestos de trabajo de la Comunidad Valenciana.

El estudio también muestra el impacto fiscal y los beneficios empresariales, y es que las empresas relacionadas con la actividad portuaria de Valenciaport ha obtenido en 2015 unos beneficios empresariales de 780 millones de euros.

En cuanto a los ingresos fiscales generados para las arcas públicas, han sido de algo más de 50 millones de euros.