Terminal de contenedores del puerto de Cádiz.

Los servicios portuarios de Cádiz reducirán sus tarifas en la manipulación de contenedores.

El puerto de Cádiz y los servicios portuarios de practicaje, remolque, amarre y estiba de la instalación portuaria han suscrito, este martes 22 de diciembre, un compromiso en pro de la competitividad de la nueva terminal de contenedores. 

En concreto, el acuerdo permite «igualar» la cuenta de escala en el tráfico de contenedores «a las tarifas de los puertos competidores del Estrecho de Gibraltar», según indican desde el puerto de Cádiz. 

Por un lado, la instalación portuaria incluirá en el Plan de Empresa 2017 una bonificación del 40% en las tasas T1 y T3, es decir, al buque y las mercancías, respectivamente, para el tráfico de contenedores. El objetivo del puerto es mantenerlas hasta al menos el ejercicio 2021. 

Por su parte, los prácticos se han comprometido a reducir un 30% las tarifas que aplican actualmente mientras que el servicio de remolque bonificará sus tarifas en la nueva terminal entre un 10% y un 30%, según el número de escalas que se reciban. 

Así, si se reciben menos de 50 escalas, la bonificación de los remolcados será del 10%, si se reciben entre 50 y 100 se elevará al 15%, pasando al 20% si se reciben hasta 150 escalas y al 25% si escalan en la terminal entre 150 y 200 buques. Por tanto, sólo se aplicará el 30% de la bonificación si la nueva terminal recibe más de 200 portacontenedores

Por otro lado, las tarifas del amarre se reducirán un 15%, mientras que el servicio de estiba y desestiba «se compromete» a ofrecer unas tarifas «iguales o más competitivas» que las de las terminales de contenedores del entorno, según señalan desde la instalación portuaria gaditana.