El primer paso dado por un fabricante a la hora de desarrollar un nuevo neumático es definir los objetivos perseguidos. Antes de comenzar el complejo proceso de desarrollo de los neumáticos, el cual puede llevar tres años o más, el equipo responsable de marketing de producto evalúa al consumidor y las necesidades de los clientes en el segmento que corresponde.

Para ello se lleva a cabo una extensa investigación de mercado, con el fin de definir las expectativas específicas de los consumidores, identificar sus preferencias a través de los distintos mercados y de predecir las tendencias futuras, para crear nuevas soluciones que se adecuen puntualmente a las especificaciones exactas.

El objetivo de esta primera etapa es establecer metas específicas de prestaciones para el nuevo producto.

Paso 2: el diseño

Los diseñadores del neumático están presentes desde el concepto inicial, a través del desarrollo, hasta la comunicación visual del producto final. Tanto los creativos, que se centran en el aspecto de la banda de rodadura y en los flancos, como los técnicos, centrados únicamente en los efectos sobre el rendimiento de un diseño específico.

Para que un diseño tenga éxito debe ofrecer, entre sus ventajas, un diseño técnico funcional, que contribuya de manera eficaz a lograr los objetivos globales de las prestaciones del neumático, así como un diseño comunicativo que refuerce la percepción de que se comportará bien en su aplicación.

Del mismo modo, el cliente debe percibir en el diseño del neumático que se ha mejorado la calidad. Además, se deben aplicar una serie de características distintas según el producto, buscando su diferenciación en el mercado.

Paso 3: el refuerzo de la estructura 

Es clave en el proceso de fabricación de un neumático reforzar la estructura y la estabilidad del mismo con respecto a gamas anteriores. Para ello, se utilizan varios compuestos diferentes y materiales de refuerzo, tales como el acero, el poliéster o las fibras de aramida.

Actualmente, los radiales son los neumáticos que se fabrican a nivel global, y en estos se utilizan cordones de acero entrelazados que se extienden desde el talón a través del neumático, con lo que se prolonga la vida de la banda, se mejora el control y los niveles de resistencia a la rodadura, por lo tanto, más ahorro de combustible.

El objetivo fundamental de un ingeniero de neumáticos es conseguir una amplia y uniforme área de banda en contacto con la superficie de la carretera. Para lograr esto, se analiza la huella del neumático, que describe el área de la banda en contacto con la carretera. Cuanto mayor sea el área de contacto y más uniforme la distribución de la presión del neumático mejor serán la tracción y las prestaciones de manejo.

Paso 4: La mezcla del compuesto

La creación del compuesto consiste en reunir todos los ingredientes requeridos para mezclar una tanda de compuesto de caucho.Todas las áreas clave del neumático contienen diferentes compuestos y cada compuesto diferentes ingredientes, para los que se utilizan más de 100 tipos de materiales.

Paso 5: el prototipo

Una vez que los componentes, compuestos, materiales específicos y el diseño de la banda de rodadura han sido definidos, se procede a fabricar los neumáticos prototipos para poder probarlos en laboratorios de ensayo y en vehículos.

Hay diferentes formas de fabricar un neumático prototipo para fines de ensayo. El diseño de la banda de rodadura puede ser tallado con láser directamente dentro del neumático prototipo fabricado que tiene literalmente, en esta etapa, una superficie de banda de rodadura resbaladiza. Esta tecnología permite a los ingenieros fabricar un neumático para fines de prueba sin tener que fabricar un molde completo, cuyo proceso es complejo y caro.

Paso 6: Evaluación del neumático

Una vez elaborado, el neumático se somete a rigurosas pruebas tanto en los tambores de laboratorio como en la pista, enfocadas sobre todo a las directrices marcadas por la etiqueta europea en cuanto a resistencia a la rodadura, agarre sobre mojado y ruido exterior.

Paso 7: industrialización y fabricación

Una vez establecidos los objetivos iniciales de marketing y completada la fase de verificación del prototipo, el producto inicia una fase de extrapolación de línea. Las nuevas especificaciones se aplican a toda la cartera de tamaños y en la planta se llevan a cabo pruebas individuales de calificación.

El proceso de fabricación es una sucesión de diferentes pasos, con operaciones muy específicas. Esto incluye la mezcla de ingredientes en proporciones muy precisas y bajo una serie de condiciones de proceso muy controladas para conseguir diferentes compuestos de caucho.

Después viene la preparación de los componentes incluyendo los procesos de creación de calendarios, extrusión y fabricación del talón. Una máquina de ensamblaje reúne todos los componentes y el proceso de vulcanización en el molde da la forma final y las propiedades materiales finales del neumático.

Una vez finalizado el proceso, los neumáticos pasan una serie de inspecciones y pruebas para verificar el cumplimiento de los estándares de calidad establecidos tanto internamente como por las normas europeas.