Los representantes sindicales de Correos siguen adelante en su cruzada contra la dirección del operador postal público y a favor de mejorar las condiciones de trabajo en la compañía.

Los sindicatos de Correos defienden que el riesgo de infección para la plantilla se ha visto agravado durante el pico estacional de fin de año, dado que «no se ha pensado incrementar las medidas preventivas, a pesar de que la empresa ha reforzado plantillas saturando los centros de trabajo», según se afirma desde Comisiones Obreras.

En este contexto, las centrales sindicales del operador postal solicitaron por escrito hace dos meses la constitución urgente de los Comités Provinciales de Seguridad y Salud que, según explican, «a día de hoy siguen sin constituirse, en una actitud de intencionado bloqueo que busca ocultar la información, para eludir el control de las deficiencias en las medidas preventivas para atajar la covid-19 en Correos».

Comisiones Obreras califica esta situación como «uno más de los incumplimientos legales de Juan Manuel Serrano, presidente de la empresa pública postal, que prefiere gastar millones de euros publicitando en la prensa la eficacia de Correos, y pregonando hipócritamente su preocupación por la salud de la plantilla».

En consecuencia, piden a la dirección del operador postal público que «rectifique su actitud, porque en su obsesión por centrarse en el negocio no puede sacrificar la salud y seguridad de la plantilla».