Cartel Correos

Los sindicatos advierten de nuevas movilizaciones en el Grupo Correos.

El pasado 2 de octubre se produjo en el Congreso de los Diputados la comparecencia del presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, para explicar los presupuestos de la entidad pública a la que pertenece Correos para 2015.

Con respecto a la misma, desde CCOO han denunciado «el escaso peso político» de Correos en la agenda del Gobierno, debido al hecho de que el estado de la empresa pública «se haga visible en un escenario político sólo una vez al año», así como que el discurso del presidente en lo que se refiere a la compañía postal sea «casi una réplica del de hace exactamente un año»

Desde el sindicato, a través de distintos grupos políticos, trasladaron los problemas de Correos a la sesión parlamentaria. Como respuesta, desde el SEPI indicaron que “en efecto, el mundo de la competencia está empezando a afectar directamente al Grupo Correos, ante la inquietud por los lobbies financieros y económicos expuesta por los trabajadores. 

Por otro lado, el presidente también indicó sobre “la posible adquisición de una empresa postal en Portugal» que «el Consejo de Ministros debe examinar el expediente y pronunciarse al respecto, y aún no lo hecho”.

Sin poner remedio

Por todo ello, desde CCOO entienden que la SEPI «evidencia los males sin ponerles ningún remedio». Mientras desde la empresa aseguran que Correos debe cambiar de modelo, el sindicato denuncia que «no se apunta siquiera el que tiene en la cabeza el Gobierno».

Desde el sindicato han criticado que el modelo sea «sobrevivir en lugar de invertir para crecer, dejando que el volumen de negocio se contraiga, haciendo un Correos cada vez más pequeño» en definitiva, un modelo que lleva a un «Correos residual». 

En este contexto, desde CCOO han advertido que si el Gobierno «continúa por la senda de los 8.000 empleos menos, recortes de salario y merma de derechos, una movilización general será su único efecto», indicando que varias organizaciones sindicales ya están estudiando esta posibilidad.

La vía de la diversificación 

Para CCOO el modelo postal pasa por «compromiso y respaldo político» para garantizar los cambios, diversificación, internacionalización, desterrando la competencia desleal y el dumping sociolaboral.

En opinión de los representantes de los trabajadores, se debe «afrontar la situación, no por la vía de los ajustes de los costes, los recortes y la obsesiva reducción de gastos, sino por la vía de la diversificación para lograr el incremento de los ingresos«.

Con respecto al convenio colectivo, el presidente de la SEPI ha señalado que «la aproximación de posturas entre la empresa y la representación sindical no ha surtido efecto», indicando que desde la empresa siguen ese proceso de negociación «de manera intensa y detenida» y confían que en el año 2015 pueda ver su firma.

A este respecto, desde CCOO han señalado que «sería más productivo» que la SEPI se pusiese al frente de las decisiones que pueden cerrar el proceso con Acuerdo; entre ellas, «subir el salario, consolidar empleo, y regular los derechos de los trabajadores», han indicado.