Ana Pastor, Ovidio de la Roza y Marcos Montero en la ultima edicion del Foro de Transporte de AECOC

Duras críticas de CC.OO. a los acuerdos alcanzados sobre la LOTT entre las organizaciones empresariales y el ministerio de Fomento.

El proyecto de LOTT que finalmente ha aprobado la Comisión de Fomento del Congreso y se ha enviado al Senado, ha encontrado en los sindicatos con presencia en el sector una fuerte y dura oposición y crítica que contrasta con la buena acogido recibida en el bando empresarial.

En especial, los sindicatos centran sus “iras” contra la “responsabilidad objetiva” que ha quedado plasmada en el proyecto y que exime en algunos casos a los empresarios de ciertas infracciones cometidas por el conductor.  Por ello, CC.OO. no tiene inconveniente de calificar la reforma de la LOTT como “un nuevo fraude para el transporte por carretera”.

Para el sindicato, con la responsabilidad objetiva que figura en el proyecto de LOTT, los empresarios de transporte han convencido a Fomento y a la mayoría de diputados para organizar “un fraude, eso sí, legal y refrendado por el Congreso, para no sólo esquivar las multas de tacógrafo sino incluso para imputárselas al conductor”.

¿Quién va a pagar las multas?

En su opinión bajo el «pomposo y confuso” término de «responsabilidad objetiva” se exonera al empresario de multas por infracciones de tacógrafo, por entender que han sido cometidas por el conductor saltándose las instrucciones del empresario. Por ello, CC.OO. se pregunta quién va a pagar esas multas porque “no está ni medio claro”.

Para el sindicato en este asunto empresarios y Fomento “han hecho un apaño a espaldas de sindicatos y trabajadores”. Esto lleva a pensar a CC.OO. que “como estamos en crisis, los empresarios piensan seguir saltándose las normas, como siempre lo han hecho. A pesar de una insuficiente inspección, les llueven las multas por esas prácticas; pero han encontrado la fórmula para descargarse de sanciones, culpar al conductor”.

El malestar al respecto de CC.OO. se manifiesta de manera concisa al recordar que estamos en un “sector con empresarios expertos en fraude fiscal, en deslocalizaciones con  empresas fantasmas, con contratos más que precarios con extranjeros, con pagos en dinero negro, con una imagen bien ganada a pulso, con este nivel de accidentalidad, con continuas amenazas de huelgas patronales que en cualquier país democrático están prohibidas, con imanes en el tacógrafo…

Pues bien, a este sector, “Fomento y Diputados han decidido echarle una mano sentando las bases de un nuevo fraude, cargándolo, además, encima de las espaldas de los más desprotegidos. Otro fraude más”, concluye.

Por todo ello, CC.OO. adelanta ya que va a exigir, “por todas las vías”, el mantenimiento de la LOTT como está y “que no se saquen de la manga esta culpabilización al conductor”.