convocada huelga de transporte en Barcelona

Tras las huelga en Barcelona y Tarragona y las convocatorias anuladas en Madrid y Toledo, ahora es Valencia la que toma el relevo en las reivindicaciones del sector transportes de mercancías por la negociación colectiva de su convenio. Así, los sindicatos CCOO y UGT han convocado una huelga para los días 19, 20, y 21 de junio e indefinida a partir del día 2 de julio ante lo que definen como actitud “intransigente” de la patronal.

Ambos sindicatos creen que el transporte de mercancías por carretera de la provincia de Valencia “se quedará sin un convenio colectivo que regule de forma homogénea sus condiciones laborales,  si no se alcanza un acuerdo antes del 7 de julio”,  y destacan que este sector emplea a 10.000 trabajadores en la provincia ché.

Tanto CCOO como UGT de la Comunidad Valencia reiteran los argumentos ya expuestos por ambos sindicatos en otros territorios y que presuponen que esta situación “conllevará a la generalización del Salario Mínimo Interprofesional, de 641 euros mes de salario)  así como la aplicación de una regulación laboral de mínimos”.

CCOO afirma que ese es el objetivo que persiguen muchos empresarios del sector, “aun a sabiendas del perjuicio de competencia desleal que generará la inexistencia de unas condiciones laborales comunes para todas las empresas”, apunta.

Jornadas de lunes a domingo

Los sindicatos sostienen que el empresariado lleva un año y medio realizando propuestas “inaceptables en la mesa de negociación, despreciando las sucesivas propuestas sindicales sobre moderación salarial y flexibilización de la jornada para poder llegar a un acuerdo”.

La patronal, afirma CCOO, ”no tiene límites y reclaman unas condiciones inaceptables, como la jornada ordinaria de lunes a domingo; congelación salarial durante toda la vigencia del convenio e incumpliendo las tablas salariales firmadas de 2011; suprimir la antigüedad; eliminar los complementos por baja o la pérdida de vigencia del convenio transcurridos 12 meses desde su fin”.

Ante este panorama, los representantes de los trabajadores exigen “un salario digno”, una jornada semanal que permita la conciliación; el mantenimiento de los derechos sociales y la vigencia del convenio hasta que no se alcance uno nuevo.

Asimismo, CCOO y UGT avisan que, entre otras consecuencias, la convocatoria de huelga puede provocar “problemas de abastecimiento en las grandes superficies, supermercados y al sector industrial,  muy especialmente al del automóvil, además de alterar el funcionamiento del puerto de Valencia”.

No obstante, está por ver sin finalmente se materializa la huelga o si, por el contrario, sigue los pasos de las convocatorias hechas en Madrid y Toledo que fueron finalmente suspendidas ante el ofrecimiento de negociación de una parte de la patroal.