furgonetas Renault Kangoo y Renault Master de Correos

Comisiones Obreras quiere que el Gobierno diseñe un plan estratégico fiable para Correos.

Los sindicatos de Correos tienen sus dudas sobre los cambios que pudiera introducir el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez en el funcionamiento del operador postal público, pero aún así redoblan su presión sobre el Ejecutivo.

En este sentido, Comisiones Obreras cree que tanto la debilidad parlamentaria del Gobierno como el escaso margen que le deja el Plan de Estabilidad 2018-2021 pactado con la UE para este año impedirán que se cambie la, a juicio del sindicato, «fallida política postal anterior», se reviertan sus efectos y se resuelva el conflicto laboral del operador postal público.

Así pues, la central sindical pide al Ejecutivo que «no juegue al cortoplacismo político y ponga encima de la mesa el Modelo Postal que quiere para nuestro país, lo consensúe con los agentes sociales y políticos, y tome las decisiones urgentes, a corto, para ponerlo en marcha y para dar credibilidad a la hoja de ruta estratégica del Gobierno«.

Para ello, Comisiones Obreras afirma que se debe acelerar la entrada en vigor del Plan de Prestación del Servicio Postal Universal, mejorar la asignación presupuestaria del SPU y apostar por una «empresa viable y competitiva», que se aleje de «la alianza anti-Correos entre lobbies paqueteros, CNMC y el Ministerio de Economía» y que cuente con un plan estratégico que sirva para diversificar la actividad del operador postal que cambie su estructura de ingresos y aproveche plenamente el crecimiento del comercio electrónico.